Mariachi: Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La declaración recientemente hecha por la Unesco, considerando al mariachi como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, sin duda alguna debe enorgullecernos a los mexicanos, sin embargo se impone una serie de reflexiones sobre este tema.

La primera tiene que ver con la mesura que debemos aplicar y reconocer que la declaración no hace de nuestro país algo excepcional. Apunto esto porque el triunfalismo le ha ganado a la razón y corremos el riesgo de sobrevaluar nuestro patrimonio cultural intangible. Debemos reconocer que en todo el mundo existen manifestaciones susceptibles de este tipo de declaraciones puesto que en todo el planeta se han desarrollado a través de la evolución social manifestaciones de gran valor. Justamente ese valor se ve mermado por la prioridad que se le da a expresiones derivadas de la tecnología y la fusión de culturas que termina por imponerse a la raíz verdadera.

Luego entonces, el orgullo y satisfacción que sentimos cuando un elemento cultural de nuestro país es declarado como patrimonio, debe ser de igual magnitud cuando similares manifestaciones se le reconocen a otros países.
México, junto con Colombia e Irán, ocupa el octavo lugar de la lista de reconocimientos, la cual es encabezada por China con 29 elementos inscritos.

Además de la riqueza cultural de los países, sus gobiernos juegan un papel muy importante al ser las entidades que proponen e impulsan ante la Unesco el logro de estos reconocimientos.

“El mariachi, música de cuerdas, canto y trompeta” es el título de la propuesta ganadora. La justificación de la Unesco con relación al mariachi es que ha sido transmitido de generación en generación, recreado constantemente en eventos festivos, religiosos y sociales, reforzando el sentido de identidad y continuidad de las comunidades portadoras en México y el extranjero.

Sin duda alguna la universalidad del mariachi no está a discusión pues ha logrado incorporarse a diversas culturas que lo han adoptado de una manera natural, relacionándolo casi siempre con el carácter festivo y despreocupado de los mexicanos.

Alguna vez el mariachi fue un reducido grupo de músicos ejecutando sones con guitarra, vihuela y violín en regiones bien definidas del occidente de México. La alineación se incrementó y a partir del siglo XX modificó su vestimenta de carácter campesino para adoptar el traje charro con algunas variantes.

Existe muy poca conexión entre el mariachi primitivo y la música prehispánica, los pocos lazos que los unen puede ser que estén representados por sones de carácter religioso de compases muy marcados, monótonos, que encuentran en sonajas y cascabeles de los danzantes el complemento que más o menos ofrece una referencia en tal sentido.

Durante la evangelización, las percusiones prehispánicas y los instrumentos de viento elaborados de carrizo o barro tuvieron muy poca oportunidad de participar en el mestizaje cultural. A cambio, los instrumentos de cuerdas llegados de Europa conformaron mayoritariamente la música popular, y sobre ellos se fundamenta el estilo del mariachi.

La alineación moderna del mariachi es el resultado de un proceso evolutivo muy bien logrado, lo cual le garantiza trascendencia sin que para ello influya el reconocimiento que ahora recibe, pero que, sin lugar a dudas, es un elemento que lo refuerza y lo convierte en un apetecible producto cultural para el turismo, y más si éste, el mariachi, se encuentra directamente asociado a otro valor nacional como lo es el Tequila.

Alguna vez, hace ya varios años, la cantante María de Lourdes expresó una severa crítica por el rumbo que llevaba el mariachi, muy concretamente por la aparición de la canción El Mariachi Loco, que a juicio de muchos alteraba el verdadero sentido vernáculo. El tiempo pasó y, sin lugar a dudas, esta canción se convirtió en tan sólo un síntoma pasajero de esquizofrenia que parece ya fue superado.

About these ads

Acerca de escarcega

escritor, músico, pintor, profesor de guitarra.
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mariachi: Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

  1. Guillermo Avilès Vàzquez dijo:

    Bien documentado el artículo. Tal pareciera que obtener nombramientos como patrimonio de la humanidad está de moda en nuestro país. Será para compensar tanto descalabro social y nada mejor que la figura “gallarda” del charro para fomentar la industria del turismo. Sin duda hay obras bien logradas casi sinfónicas compuestas e interpretadas por buenos músicos pero en general se encuentra cierta ambivalencia en la calidad de repertorio y “El Mariachi Loco” es el mejor ejemplo de lo que sucede cuando el afán comercial de las disqueras se aprovecha de las melodías ramplonas y pegadizas.

    • escarcega dijo:

      Gracias por el comentario mi estimado Guillermo. Tal vez me faltó resaltar el profundo contenido de la letra de la canción El Mariachi Loco, asunto que nos llevaría a la discusión de esa inevitable asociación que existe entre las formas musicales y líricas de nuestra canción popular. Afortunadamente las cosas siguen igual en ese aspecto, aunque no estamos exentos de que el “Síndrome Arjona” alguna vez afecte a nuestra expresión popular. Saludos a todos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s