Corazón noble y domesticable

corazon noble y domesticable

Qué difícil es percibir los cambios que vive nuestra sociedad. Parece ser que la vida cotidiana va agregando elementos mínimos e imperceptibles, que tienen una razón de ser y confirman un esquema de pensamiento muy arraigado en nosotros, que dice que, por algo pasan las cosas. Pensamiento que sobra decir, aplicamos cuando las cosas que pasan no son buenas.

La negación del cambio no es impedimento para que éste suceda, pero la resignación al cambio, cuando éste no es positivo, es una cuestión muy distinta.

Indiscutiblemente, estos no son tiempos iguales a los más recientemente vividos, pero también es cierto que son diferentes a los que viviremos mañana.

Escribo esto motivado por el reciente cambio de gobierno federal en nuestro país. Parece ser que, el sólo hecho del cambio, según la visión de muchos, es el equivalente a algo más que cambiar de pagina, sino de libro.
Visto de esta manera, todo lo aprendido, todo lo esperado y todo lo que fue sembrado, bien puede ser remitido al olvido y aplicar otra de nuestras más socorridas frases y decir: borrón y cuenta nueva.

Sin darnos cuenta, acabamos de estar, por unos instantes, sobre el filo de una navaja. Fue por la noche del viernes 30 de noviembre de este 2012. Último día laboral de la semana y último día del mes de noviembre (que visto desde la óptica fatalista es el último mes de noviembre que vivirá el mundo). A todo esto agregamos que fue el último día de gobierno de la etapa de alternancia democrática en México.

Esa noche, la palabra último, me resonaba en la cabeza, de manera que me dispuse a disfrutar de mi última cena, a fumar mi último cigarrillo de esta era, y respirar el aire de la última noche del último día del último mes del último ciclo de una modalidad de gobierno.

Una vez ultimado todo esto, nada malo sucedió al día siguiente. El mundo siguió girando. No se canceló la Navidad y, por lo tanto, mi ilusión de recibir un regalo sigue vigente.

El domingo estaría viviendo la emoción de la final del futbol. Días después tendría que darle puntual seguimiento al resultado del Teletón y, aunque sea con unas monedas, demostrar que mi corazón es noble y fácilmente domesticable.

A medio mes de diciembre tendría que hacer una cansada peregrinación en veneración de la Virgen de Guadalupe, demostrando que mi corazón es noble y fácilmente domesticable.

A partir de esa fecha, ya con las posadas en curso, estaríamos viviendo el mágico acto de recibir el aguinaldo y desaparecerlo sin que deje rastro.

Brincar la fecha del fin del mundo y librarla, sería uno de los placeres gratuitos jamás esperados, de manera que se debería de implementar como una celebración fija.

Parece que nuestra vida cotidiana está correctamente estructurada. Conecta con las redes sociales y con Televisa de una forma muy bien sincronizada. Todo lo que suceda tendrá su lado amable y una explicación justa que los corazones nobles y fácilmente domesticables entenderán.

Los mal intencionados dicen que todo esto son cortinas de humo que alguna fuerza maligna interpone a manera de distractores. Claro que así es, alguien trata de que no nos enteremos del conflicto entre Israel y Palestina, o del más reciente divorcio de Madonna.

Y como siempre, no faltarán los extremistas que cuidan el presupuesto familiar, que se limitan al beber alcohol cuando manejan, y llegan al extremo de iniciarse como ecologistas en plena Navidad, cuando, como todos sabemos, está permitido cortar arbolitos y hacer fogatas con llantas.

No me puedo quejar de nada, pero a pesar de eso, conservo aun un gran malestar y me
pregunto: ¿Por qué razón, ese primer día de noviembre fue tan triste para mí?

Anuncios

Acerca de escarcega

escritor, músico, pintor, profesor de guitarra.
Esta entrada fue publicada en cultura, Vida cotidiana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Corazón noble y domesticable

  1. Excelente artículo con la fina ironía.del autor. Creo que a todos nos llega ese como diría…..¿ “desconcierto”? en estos días álgidos de “cambios” profesías y esperadas guarapetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s