Ravi Shankar (1920-2012)

Image

 

Consternación en el ámbito cultural causó el fallecimiento de Ravi Shankar (1920-2012) el pasado 11 de diciembre, debido a su trabajo tan importante al vincular musicalmente a dos mundos muy diferentes: el oriental y el occidental.

 Shankar fue conocido fuera de su país natal, India, por razones muy circunstanciales, como lo fue, en primera instancia, su encuentro con músicos occidentales, principalmente George Harrison y Brian Jones, miembros de The Beatles y los Rolling Stones, respectivamente, que viajaron a la India para aprender a ejecutar un instrumento poco conocido como lo es el sitar.

 Para Shankar, enseñar a tocar ese instrumento, no fue un proceso meramente mecánico, pues implicó abrir ventanas de conocimiento tanto de la teoría musical así como de la filosofía oriental. De esa manera, la inclusión del sitar en obras contemporáneas de rock, dejó como legado no solamente la sonoridad del instrumento sino también una manera de realizar una introspección muy personal.

 El riesgo natural de combinar rock y sitar estaba implícito desde un principio, pues no se trasladaba en primera instancia, ni el conocimiento teórico fundamental ni las bases filosóficas que en su estado natural atribuían a la música de la India una función religiosa y ritual.

 La visión occidental de esos sonidos tenía como nuevo referente a la cultura hippie y su propia filosofía, agregando un elemento novedoso consistente en el consumo de drogas. Pero en realidad, para la mayoría de consumidores de esa fusión novedosa,  el evento no pasó de ser la manifestación que, independiente a su profundo significado, derivó en  una moda marcada por las camisas de cuello Mao, collares y diseños psicodélicos que en poco ayudaron a la verdadera comprensión de la música oriental.

 Ravi Shankar fue invitado a participar en conciertos de rock, y siempre fue recibido y escuchado tan apasionadamente como si se tratara de una estrella del rock. Sus discos de igual manera aparecían en los anaqueles, junto a los más recientes lanzamientos de las celebridades del rock.

 Visto ese fenómeno a distancia, me parece que el gusto colectivo era proclive a expresiones artísticas sumamente complicadas. Una muestra de ello se encuentra en la gran demanda de rock progresivo, que buscaba expresarse a través de obras extensas de carácter conceptual, que, sin emplear precisamente instrumentos exóticos, sí utilizaba, a cambio, escalas  poco empleadas en la música occidental. Esta ola progresiva completó la enseñanza y la fusión previamente iniciada en buena medida por Ravi Shankar.

 Es importante resaltar que Shankar proviene de la escuela de música clásica de la India y no precisamente de las bases fincadas por la cultura popular de ese país.

Bajo esta apreciación su aportación resulta más atractiva e importante, y de hecho lo es en virtud de que su fama se construye en el gusto de las clases populares occidentales y no tanto en la élite intelectual.

 El sitar en el rock dejó unos cuantos precedentes y no se convirtió en un instrumento que fuera adoptado mayoritariamente. No puedo imaginar a ZZ Top haciendo su música y piruetas con un instrumento tal.

 Sin embargo, el paso fugaz del sitar en la cultura popular estableció una condición de pluralidad que abrió masivamente el tránsito de instrumentos, modos y músicos en todas las vías en todo el planeta.

 A partir de entonces se creó un interés saludable tanto en los músicos como en las audiencias por mezclar expresiones muy diversas y a veces antagónicas, logrando todo tipo de resultados.

La industria de la música grabada encontró un nuevo filón para explotar, y el mundo, musicalmente hablando, se convirtió en el suburbio de cualquier gran ciudad occidental.

 Adicionalmente se dio un gran avance en la tolerancia, que aún es un problema cultural no resuelto, pues persiste la agresión hacia grupos sociales determinados en función de sus gustos y la música con la que los expresan.

 

Anuncios

Acerca de escarcega

escritor, músico, pintor, profesor de guitarra.
Esta entrada fue publicada en cultura, Música y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s