Pastorela 2012

Pastorela 2012 -AG

Poco más de cincuenta personas fueron convocadas a una reunión extraordinaria a celebrarse en punto de las 00:01 horas del 22 de diciembre de 2012.

Aparentemente era un grupo contratado para cumplir un compromiso muy especial. Esto no deja de ser una mera especulación, pues de ese grupo de personas no se sabe nada hasta el momento. Entraron a la sala de juntas, se dieron fuertes discusiones por varias horas; alguien dijo haber escuchado disparos, pero en realidad se desconocen los detalles.

Fuentes bien informadas, apoyándose meramente en especulaciones, me han hecho llegar una cruel versión de ese acontecimiento; al parecer, fueron citados por el patrón con la única finalidad de recibir un fuerte regaño por su evidente fracaso, pues ese grupo había sido contratado para simular el fin del mundo.

Esto suena lógico, pues la campaña previa, realizada con suficiente antelación, no fue financiada por un solo patrocinador, pero sí aprovechada por todos los oportunistas posibles, con un significativo ahorro en costos de publicidad. El grupo en cuestión fue el que invirtió más tiempo y recursos para planear una serie de eventos aislados, financiados por el patrón, quien les pagaría una buena comisión por hacer ese trabajo sucio.

El disgusto del mandante debió de haber sido mayúsculo, pues lo único que obtuvo fue la burla de la sociedad. Me dicen que sus gritos se escuchaban fuera del salón de juntas, particularmente cuando preguntó si entre los presentes se encontraban los Mayas, cuestión que fue negada, pues efectivamente, los Mayas ni siquiera habían sido invitados a participar en ese truculento plan.

En un estricto sentido, según lo esperado, el mundo debió de haberse convulsionado seriamente el 21 de diciembre de 2012.

El proyecto tuvo como inspiración lo sucedido el 30 de octubre de 1938, fecha en que la CBS transmitió el programa de Orson Welles, Teatro Mercurio al Aire, escenificando una adaptación radiofónica de La Guerra de los mundos, de H. G. Wells. Esa histórica transmisión persuadió y convenció a la población de que una inminente invasión extraterrestre estaba en curso, generando pánico colectivo y reacciones en cadena que fortalecieron el engaño, que, por cierto, nunca fue planeado con fines perversos.

La conclusión es que, si fue posible en el pasado crear psicosis colectiva de manera involuntaria, sería mucho más fácil hacerlo si se hace de manera planeada e incrementan y organizan correctamente los recursos necesarios.

Fueron reclutados especialistas con conocimientos suficientes que debían cumplir dos condiciones: que estuvieran desempleados y que le guardaran cierto recelo al sistema. No fue difícil lograrlo, pues las tasas de desempleo son altas y el sistema no goza de la simpatía mayoritaria. Además, según transcurría el proceso, las cosas apuntaban hacia un acto terrorista multinacional y sobraba quien se agregara, incluso costeando sus propios gastos.

Se programaron eventos catastróficos artificiales controlados a distancia. La intención era que fueran atribuibles a fuerzas naturales y no a las humanas. Había que poner a funcionar la psicosis colectiva de una manera novedosa y sacar el mayor provecho posible de ello, como por ejemplo: asesinar de manera impune a líderes incómodos, hacerse del mayor número posible de dinero en efectivo, derrocar a gobiernos ilegítimos, crear inestabilidad en gobiernos legítimos, propiciar la migración, vender artículos inútiles y, de paso, mermar la población mundial de una manera controlada.

Se sabe que el plan fue abortado por el mismo grupo que lo diseñó, sin consultar para esto al patrón. Eso sucedió tras una convocatoria interna para dar a conocer a los integrantes del grupo, que, de llevarse a cabo lo planeado se generaría una mega psicosis que desencadenaría en el verdadero final de nuestro planeta, al menos de la modalidad de vida que conocemos, basada en las comodidades de la tecnología.

Pero esa no era la información relevante. En esa reunión se dio a conocer la hasta entonces desconocida identidad del patrón, quien resultó ser el mismo Satanás, en persona, en vivo y a todo color.

Anuncios

Acerca de escarcega

escritor, músico, pintor, profesor de guitarra.
Esta entrada fue publicada en cultura, Vida cotidiana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pastorela 2012

  1. Carlos J. Gordillo Alfonzo dijo:

    ¡Excelente Fer! ¡Feliz Navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s